DESCUBRA PORQUE NUESTROS HUESPEDES NOS ELIGEN

El Reposo tiene verdaderamente la mano de Dios. Todo es hermoso alli. Los recuerdos siempre vuelven. Pertenezco a una flia de Cruz del Eje y nuestros veranos allí eran inolvidables.

Ana María Gómez

¡Es Hermoso! ¡Me encantaría estar ahí!

Osvaldo Villalba

Bellos momentos compartidos en este lugar! Son de bendición para nosotros! Gracias por recibirnos con tanta dedicación y cariño!

Florencia López Manavella

La pasamos muy bien. Muchas gracias por todas sus atenciones. Dios les bendiga.

Walter Romanenghi

Sumergido en las sierras cordobesas en un oasis de vegetación, aguas de manantial y silencio, se encuentra el valle de Ongamira, con inmensos afloramientos de arenisca cementadas, erigidas como moles imponentes y rojizas.

En este lugar de ensueño los cristianos pueden encontrarse con la paz, el descanso y la naturaleza casi como fue creada.

El Reposo fue fundado con la expresa convicción de que el pueblo de Dios necesitaba un lugar donde pasar sus vacaciones, retiros y campamentos, ofreciendo a sus huéspedes el servicio de pensión completa durante los meses de Enero y Febrero y el alquiler de sus instalaciones el resto del año.