¿Por qué elegir El Reposo?

Porque El Reposo lo tiene TODO

  • 29 Habitaciones con baño privado
  • Amplio salón de usos múltiples
  • Pileta de natación
  • Canchas de Voley y Fútbol
  • Agua de manantial a disposición.
  • Ideal para retiros y campamentos

  • Todo el año

  • Pensión completa

  • Reposo garantizado

  • Servicio de lavado de ropa

No se admiten mascotas

– Fútbol
– Voley
– Bochas
– Ping Pong
– Herradura

– Pileta de Natación

– Juegos de salón (metegol, sapo, juegos de mesa, etc.)

– Juego canadiense Crokinole

– Biblioteca

En frente de la Colonia se pueden hacer caminatas en un cerro agreste pero de fácil acceso
– Excursiones a Caballo
– Excursiones y escaladas

Además en las cercanías se pueden visitar:
– Museo de Ongamira
– Museo del pintor Fernando Fader.
– Grutas de Ongamira: Imperdible, con avistajes de cóndores en sus nidos y cerros tallados con figuras.
– Parques naturales
– Cerro Colchiquí: Se puede escalar a pie o a caballo. Este Cerro venerado por los indios, fue escenario de su trájico final, acorralados en la cumbre por los conquistadores españoles en 1574, encontraron la muerte los Comechingones.
– Los Terrones: Parque natural de formaciones de areniscas rojizas talladas por el viento y las lluvias en el período cretáceo.
– Cascada de Santa Marina
– Iglesia Jesuítica de Jesús María
– Casa Museo de Deodoro Roca: el autor de la Reforma Universitaria.

El Reposo se encuentra sumergido en medio de las sierras cordobesas, en un oasis de vegetación, agua manantial y silencio, allí se encuentra el Valle de Ongamira.

En este lugar de ensueño los cristianos y sus amigos pueden encontrarse con la paz, el descanso y la naturaleza “casi como fue creada”. Ideal para desconectarse de la vida cotidiana.

Relax entre las sierras teñidas de verde donde se puede salir a caminar por numerosos senderos con miradores al Valle, meditar en lo espiritual y vivir en todo momento el encuentro con la naturaleza.

Los pueblo originarios del lugar

 

Las Cuevas de Ongamira son una serie de aleros o grutas que se distinguen tanto por su original estructura natural, como por la rica arqueología y etnohistoria que alberga de los pueblos originarios de Córdoba, Argentina.

Comechingón es la denominación vulgar con la cual se alude a dos etnias originarias de la República Argentina, los hênîa y los kâmîare, que a la llegada de los conquistadores españoles en el siglo XVI habitaban las Sierras Pampeanas de las actuales provincias de Córdoba y San Luis.

Alertada de la presencia española la comunidad aborigen se levantó en defensa y atacó ferozmente con sus “sacates” (pueblos) al invasor, al que dio muerte.

En muy poco tiempo, la venganza llegó con mucha sangre derramada, porque fue en el valle de Ongamira donde se produjo una de las matanzas más cruentas de la historia de Córdoba.

Los españoles subieron al cerro con sus caballos por el poniente mientras los comechingones resistieron en la lucha. Muchos ancianos y mujeres con sus niños no dudaron en arrojarse al vacío, para no entregarse al yugo del conquistador,  mientras ofrecían una última mirada al cerro Charalqueta, el dios de la alegría.

A partir de este suceso el cerro cambió el nombre por Colchiqui que se refiere al dios de la fatalidad, de la tristeza.

Desde siempre, el Valle de Ongamira y sus grutas son una zona muy codiciada por su riqueza mineral, paisajística y por la abundante diversidad de flora y fauna.

El Reposo tiene verdaderamente la mano de Dios. Todo es hermoso alli. Los recuerdos siempre vuelven. Pertenezco a una flia de Cruz del Eje y nuestros veranos allí eran inolvidables.
Ana María Gómez
¡Es Hermoso! ¡Me encantaría estar ahí!
Osvaldo Villalba
Muy lindo es el lugar y poder contemplar la atención y armonía de cada uno que llega a El Reposo de Ongamira
Sandra Aguirre
Me encanta ese hermoso lugar quisiera volver a ir
Ángela Gómez
¡¡Que paz!! y ¡cuanto verde!
Claudia Rodríguez Manavella
Bellos momentos compartidos en este lugar! Son de bendición para nosotros! Gracias por recibirnos con tanta dedicación y cariño!
Florencia López Manavella
¡Que belleza y cuanto trabajo!
Los dulces de Susy espectaculares y las plantas y flores de Nora ni hablar. Bueno los muchachos trabajan también muchísimo!
Muy lindo todo!!! Hasta Salí subcampeona de tejo! Ji.
Marcela Eva Rodríguez
Hermosos momentos pasamos con mi hija y su flia. Muy buen servicio y comunión con amigos y flia.
Lita Scharff
Muchas gracias Alfredo y Susi por la atención y paciencia para con padre Tito Beltramo, hermoso y preciosos días hemos pasado y compartir con lindas personas… Bendiciones para el equipo lo pasamos de maravilla!! También doy gracias a mi hno. Gabriel y mi cuñada Patricia por llevarnos y hacernos conocer “El Reposo” Bendiciones y que Dios siga la obra en ese lugar… FUE IMPACTACTENTE PARA MI VIDA!!
Silvana Beltramo
La pasamos muy bien. Muchas gracias por todas sus atenciones. Dios les bendiga.
Walter Romanenghi
Betty Gaydou lindo compartir con estos lindos hermanos en el lugar más lindo del lindo mundo…en serio ¡¡¡bendiciones!!!
Betty Gaydou
Resevar

Hay cupos limitados

¡Gane tiempo!, haga su reserva ahora
Resevar